El programa económico que dio a conocer el Gobierno Nacional el pasado 2 de abril del 2018 prendió una señal de aliento para nuevos inversionistas. La propuesta de generar condiciones de seguridad para el desarrollo empresarial se sostiene en tres ejes:

  • Racionalizar los costos a las transacciones de acciones de las empresas en el mercado de valores; con miras a promover la apertura de capitales y la dinamización bursátil.
  • Racionalizar la norma que responsabiliza a los accionistas de una empresa por las acciones del administrador.
  • Fortalecer el concepto de sociedad anónima y compañía limitada.

 

Si bien la normativa en sí misma todavía no pasa del anuncio, y se espera que el Mandatario envíe un proyecto de Ley Económica Urgente en los próximos días a la Asamblea Nacional incluyéndola, la sola mención significa un respiro para la actividad empresarial.

 

Termómetro empresarial

Según un informe de la Superintendencia de Compañías, dado a conocer hace pocos días, “entre el 2013 y el 2017, se crearon, en promedio, 8.726 compañías, es decir, 3,8 veces el promedio de firmas que aumentaron capital. Asimismo, el monto de la inversión empresarial alcanzó los USD 9.503 millones, de los cuales, USD 8.832 millones correspondieron a inversión proveniente del aumento de capitales de las compañías, mientras que solo USD 671,13 millones compusieron la inversión empresarial por constitución y domiciliación. Por lo tanto, la proporción invertida en aumentos de capitales es 13 veces mayor a la correspondiente a inversión por constitución y domiciliación de compañías”.

 

Compañías que conforman la inversión empresarial
 -en número-
 2013 1.158
 2014  2.229
 2015 2.824
 2016 2.412
 2017 1.210

Fuente: Superintendencia de Compañías

En cuanto a la Inversión Extranjera Directa (IED), la situación tampoco es de las más optimistas. Durante el período 2013–2017, los montos invertidos tanto en compañías nacionales como en sucursales de extranjeras mercantiles en el país, sumaron USD 3.776,3 millones, con un promedio anual de USD 755,3 millones. La IED por constituciones y domiciliaciones de empresas ocupó tan solo 4,57% (USD 172,6 millones y 3.016 empresas) del total, mientras que la IED por aumentos de capitales en empresas ya existentes correspondió al 95,4% (USD 3.603,7 millones y 1.929 compañías). Es decir, los montos de capital que conforman en su mayoría a la IED, llegaron por vía de los aumentos de capitales de compañías existentes, reflejando un comportamiento similar a la inversión empresarial total.

 

Inversión extranjera directa
 -en millones de dólares–
 2013 553
 2014 931
 2015 961
 2016 771
 2017 561

Fuente: Superintendencia de Compañías

 

El problema

  • La propuesta planteada por el Gobierno busca atraer una mayor inversión privada. Y, a la vez, trata de impulsar el mercado de valores. Aún un tema con incipiente accionar respecto a los niveles que se registran en otros países.
  • El problema actual se genera en que un inversionista compra acciones en una compañía en el Ecuador. Pero por esa acción la Ley lo coloca como responsable de las acciones que adopte la administración de la compañía.
  • Es decir, si un inversionista coloca su dinero en el Ecuador, vía Bolsa de Valores, y si la compañía entra en un problema, el accionista también estaría envuelto en responsabilidades legales. Eso desincentiva el mercado bursátil.
  • La débil negociación accionarial en las bolsas de valores. El año pasado, apenas el 2,9% del total de transacciones en el mercado de valores correspondió a Acciones.
Autorizaciones de oferta pública
 -en millones de dólares–
 2011 1.797
 2012 2.013
 2013 1.236
 2014 1.554
 2015 789
 2016 633
 2017 801

Fuente: Superintendencia de Compañías

 

UHY Assurance & Services recomienda:

“El mercado de valores es el espacio donde las compañías operan públicamente.  Es necesario incentivarlo, para que las empresas abran sus patrimonios en busca de nuevos capitales.  La propuesta del Gobierno de ir racionalizando la responsabilidad de los accionistas es adecuada. Esta responsabilidad no debería llegar a instancias penales, debido a una labor con equivocaciones de un administrador.  Entendemos que con la aprobación de esta medida NO van a incrementar las inversiones de la noche a la mañana. Por lo tanto es necesario que esta medida vaya de la mano de cambios en las leyes que rigen las reglas de juego responsabilidades deberes y obligaciones de los inversionistas que hoy por hoy son muy complejas.

Con estas medidas podremos incentivar nueva inversión tan necesaria para nuestro país. Las señales para atraer inversión se basan en la seguridad jurídica y política que pueda ofrecer un país; lo cual reduce el riesgo de cualquier inversión”.