A pocos días de que el 2018 finalice, los empleadores deben hacer números para cumplir con la obligación de pagar el decimotercer sueldo a sus trabajadores. Pero antes de hacer los cálculos de rigor, debe tenerse en cuenta que la fecha máxima para el pago es el 24 de diciembre. Por costumbre o por desconocimiento, las personas, en general, guardan en su imaginario que el plazo máximo es el 15 de diciembre, sin embargo, eso no es así; lo cual no exime que algún empleador, a tono con la temporada navideña, y con base en un flujo de caja adecuado, decida cancelar en días anteriores al 24. Aclarado esto, hay varias preguntas básicas a solventar:

 

¿Qué es el decimotercero?

Es un beneficio social, un derecho irrenunciable que tiene los trabajadores de recibir un sueldo adicional, conforme el tiempo que realizó sus labores durante un año.

 

¿Cómo se calcula?

El cálculo es sencillo, es la acumulación de exactamente la doceava parte del ingreso del trabajador, contado, en este caso, a partir de diciembre del 2017 hasta noviembre del 2018. Dicho de otra forma, el decimotercero es el resultado de la sumatoria de todos los sueldos dividido para 12. Cabe resaltar que lo que el trabajador gana en diciembre de este año, quedará para el cálculo del sobresueldo en el próximo año.

¿El cobro es anualizado o mensualizado?

  • Hay dos formas de cumplir con ese pago: la una es mensualizando en el rol de pagos y la otra es acumulando y cobrando la totalidad en diciembre. Esta decisión es de absoluta libertad del trabajador, aunque a inicios del año debió presentar una carta al empleador señalando su decisión de optar por cualquiera de las dos alternativas.
  • El empleador no puede obligar al trabajador, bajo ningún concepto, a que tome ninguna de las dos opciones.

¿Qué rubros se contabilizan para el pago?

  • Además del sueldo que el trabajador recibe mensualmente, se suman las comisiones, bonos, horas extras y otras bonificaciones.
  • No se contemplan otros sobresueldos y utilidades.

¿Qué pasa cuando el trabajador ingresa durante el año?

  • Debe pagar, proporcionalmente, por el tiempo que el trabajador cumplió con sus labores.

¿El empleador puede pagar con otros instrumentos?

  • No, de ninguna manera. La única forma de pago es en efectivo y por transferencia bancaria. En el primer caso, debe quedar constancia la firma del trabajador de haber recibido el pago.

¿Qué pasa si no se cancela al empleador el decimotercero?

  • Incurrirá en un grave un problema, porque es un derecho irrenunciable del trabajador y es una obligación del empleador. La denuncia por la falta, en el Ministerio del Trabajo, puede derivar en una notificación de inspección a la compañía, con posibles sanciones. Para evitar que ello ocurra, existe un formulario en el Ministerio del Trabajo, que es aconsejable llenarlo antes del pago. Allí se registran todos los datos de los trabajadores a los que se va a cancelar.
  • Adicionalmente, se aconseja realizar un cruce de información, entre los roles de pagos de todo el año y los reportados al IESS, para asegurar que sean exactamente iguales y que no haya diferencias. De esa manera, el cálculo se facilitará y se podrá conocer con certeza la cantidad de recursos necesarios para cumplir con la obligación.

Y no olvide remitir la constancia de pago…

El Ministerio de Trabajo establece un calendario de legalización, hasta un mes después de diciembre. Generalmente, las fechas de presentación son en marzo.