Se trata de la última obligación que tienen las compañías para dar por cerrado el ejercicio fiscal 2017.

 

La obligación

  • El ICT es una tarea obligatoria para las compañías obligadas a contratar auditoría externa.
  • Es una disposición para los contribuyentes que al 31 de diciembre del 2016 sumaron activos por USD 500.000 o más.
  • La compañía también debió haber presentado ya el informe financiero a la Superintendencia de Compañías.

 

Los tiempos

  • El Servicio de Rentas Internas (SRI) emitirá en los próximos días los anexos tributarios a ser completados con la información financiera y tributaria de la compañía. El año pasado totalizaron 25 anexos.
  • La fecha máxima de presentación del ICT es el 31 de julio del 2018.
  • Se recomienda destinar todo junio para el trabajo conjunto con el auditor externo, el cruce de cuentas y el llenado de los anexos. Y en julio realizar únicamente los posibles ajustes o correcciones.
  • Para emitir el informe, el auditor externo requiere la información con suficiente tiempo; el trabajo es largo y minucioso.
  • Dependiendo del volumen de información de la compañía, por ejemplo, una mediana (USD 1 millón en activos, entre y 100 y 200 facturas mensuales) puede tardarse dos semanas en llenar los anexos. Después, el trabajo del auditor externo, de donde pueden surgir cambios en los anexos, arreglos, sugerencias, inclusión de notas explicativas, etc. Hay que considerar este tiempo adicional. Total, al menos un mes.

 

El proceso

  • El auditor externo, con la información provista por el contribuyente, revisa y contrasta la información de declaración ante el SRI. Con ello emite un informe que se lo entrega al contribuyente y, además, en línea, lo hace conocer a la autoridad tributaria.
  • El contribuyente realiza los ajustes o correcciones recomendadas, se encarga de llenar el abanico de anexos y de presentar el ICT al órgano de control. Recuerde que hace dos años es el contribuyente el que se encarga de la presentación, no el auditor.
  • El SRI revisa la información recibida y emite el respectivo “OK”, en caso de que todo se encuentre en orden y apegado a las exigencias normativas. Caso contrario, emitirá las respectivas observaciones y posibles multas o sanciones.
  • Considere que en el caso de la región Sierra, julio es un mes de arranque de período vacacional. Si el representante legal hace uso de este tiempo, es necesario que los anexos queden ya firmados o, en su defecto, autorice a un tercero a hacerlo.

 

Las sanciones

  • Según la normativa tributaria, quienes no presentaren el ICT son sancionados con la clausura de los establecimientos por siete días. Esta medida no se levanta hasta que se cumpla con la obligación, sin perjuicio de acciones penales.

 

UHY Assurance & Services recomienda:

“Al contratar un auditor busque profesionalismo, confianza, independencia y experiencia. Es necesario que todas estas características puedan ser aplicadas en el manejo de los estados financieros para mejorarlos. En nuestro caso, acompañamos al contribuyente en cada omento, personalmente; damos banderas de alerta si algo está mal, para que se pueda corregir a tiempo. Nuestra mayor carta de presentación es la confianza y el respaldo”.